martes, mayo 06, 2008

Fin de semana en Segovia

Esta vez la historia se encuentra en viajeros.com:
http://www.viajeros.com/diario-7367.html

Aquí la transcripción, pero allí hay fotos!!!:
Viernes, 2 de mayo de 2008, un amiguete y yo nos embarcamos en un viaje de fin de semana a Segovia, desde Valencia, el viaje son unos 450Km, con solo un peaje de unos 6 euros por la A6 hasta llegar al sitio. Como de costumbre, nada reservado, a la buena de Dios, así que llegamos allí, aparcamos como pudimos y nos sumergimos en el casco viejo, allá donde vayas, todo acaba en el acueducto, la verdad que impresionante, aunque pensaba que continuaba mas y mas kilometros, supongo que la ciudad se lo fue comiendo a través de los siglos!.

A la oficina de turismo, que está justo debajo de la parte central del Acueducto. Mapita en mano y explicación de los lugares típicos y por supuesto los de marcha. Ahora a buscar un rinconcito donde echarse un pacharán y tranquilamente a llamar a los hostales del lugar para encontrar un lugar para dormir. A la cuarta llamada encontramos uno, llamado Plaza, 35 euros la habitación doble por noche y 10 euros el coche en un parking. No se hable mas, allá que vamos rapidito (nos lo reservaban solo para una hora después de la llamada!. El hostal, pues bueno, ni mejor ni peor que otros, con baño compartido, pero bueno, sus dos camas y su armario, y una vista muy buena de la catedral y la ciudad.

Por la noche a la calle, no elegimos el mejor sitio para comer una buena carnaza, pero nos consta que en cualquier bareto hacen cochinillo como si fuera paella en Valencia. Después a la zona de pubs, de aquí para allá, gente joven, de buen rollo y los camareros muy amables indicándonos sitios de la competencia, conforme pasan las horas se quedan los sitios con mas solera, acabando en el Budha, un disco-pub apañaete, música no demasiado insoportable (no soporto el pum pum de la "música" maquina), en general pachanga comercialota.

La recomendación es conocer a alguna autóctona, que según la pinta que llevéis, os llevará a un sitio o a otro, echarle un poco de morro y a la marcha, que para eso estáis de viaje, ¿no? ;-) Asi lo hicimos y al final acabamos en un after al que llaman "El chaval" o algo así, pero la sobredosis de alcohol y el cansancio del viaje nos condujeron a la cama a eso de las seis y pico de la mañana. Nos levantamos a eso de la 1 con la sana intención de patear Segovia, ahí entramos a la catedral (3 euros), impresionante pero me empieza a oler mal tantísimo arte sacro, jesucristos por doquier, un gran órgano y bueno, si no se ve, es que es imposible describirlo, tampoco es la mas impresionante y arreglada que he visto, por fuera me gustó mucho mas.

Pateo hasta el Alcázar (4 euros, y vamos subiendo), el cual merece una visita porque la verdad es que el despliegue de cañones y armas mostrado, impresiona al mas pintado, y si, desde luego, se parece a un castillo de DisneyWorld, aunque por edad, serán estos últimos los que se asemejen al Alcázar, claro!.

Comida en Plaza Mayor, impresionante lugar con la Catedral a los pies, seguimos la ruta por el acueducto, digno de ver, desde luego y acabamos dando la vuelta al casco antiguo por un fantástico parque con río incluido, tumbados en un bosque de margaritas y césped envidiable. Ducha y cena de tapeo, hoy a ver bares sin estressss!. Barato en general, una cerveza con su tapa 1'20 euros, un cubata entre 4'5 y 5'5. Acabamos en un bonito bar al lado de la plaza jugando unos dardos rodeados de madrileños, que no segovianos!!!!

El domingo a las 11 iniciamos vuelta a casa, no queremos morir en un atasco infernal, llegada a Valencia sobre las 16.30 y maletas deshechas para el siguiente viaje!.

En coche y a lo loco

1 de Mayo, allá que nos vamos Maelo, Javi (Hunter) y yo a pasar el día al Montseny, justo arriba de Barcelona. La idea es ir a una reunión de freaks de Subaru, con sobreaviso de Javi de que eran muy buena gente, majos y tal, y así resultaron ser, y conversaciones como "Creo que al nuevo GTRF-3 le han añadido un subcolector de encendido que la versión antigua utilizaban para el mechero!!!" se hicieron más llevaderas!!, jejej.... ;-)




Madrugón importante, a las 6.30 amanecía yo y al rato (con retraso incluido, ejem ejem) ya estábamos de camino a Barna. Al cabo de unas horitas por fin llegamos a la zona de congregación numero 1 y allí habia un montón de Subarus, un Kangoo!!??¿?¿?...4x4 eso si... nunca pensé que ese coche pudiera ir por semejantes sitios!, y bueno, alguno más que ya no recuerdo. Nos presentan al personal, y la verdad es que de todo, gente joven, no tan joven, mujeres, niños, vamos, todo el mogollón por ahí y bueno, en general muy majos. Y ahí el reparto de transmisores, los cacharritos que sirven para soltar paridas de coche a coche, allá que me cae uno en las manos.... no saben lo que hacen, Muhahahah... la consiguiente mezcla de cervezas y chorradas en onda corta fue buenisima, Maelo y yo por los suelos, soltando animaladas, y muchas otras que decíamos con el botón de "Talk" apagado, claro, jajaj...




Parece que hubo algo de caos al quedar con la organizadora, por motivos que desconozco (ni ganas de saber...), total, que la cosa se retrasó un poco mas de lo previsto y allá que subimos los 7 coches en total la primera cuesta montañera, la verdad es que el camino precioso, verde... un verde que aquí un inexperto de la naturaleza a veces confundía con Asturias... no tanto, vale, pero coño, muuuy verde!.



En el punto álgido del pedo cervecil, llegamos a una zona para comer en plan campestre, nos ofrecen pan de buen rollo y allí que nos pegamos una buena comilona con cosas de aquí, de allá, y de lo que llevábamos nosotros!. Genial!.



Por la tarde empieza el caos, de repente nos quedamos sin gasolina, confiados en que de alguien escuchamos que, efectivamente, sí tenía tubos para transvasar y nos dijimos, pues coño, transvasamos y así aprendemos como se hace. Pues no, no habían tubos de nada, así que nos tocó ir a un bar y pillar unas botellas de leche de litro y medio para rellenarlo de la gasolinera, jajaj, un desastre, pero bueno, aventurilla, y con la coña, probé el asiento de hasta 3 coches!. La gente muy maja, pero obviamente acabó hasta las narices de tanto imprevisto y paulatinamente se fueron largando a sus casitas.

Al final nos quedamos 3 coches y bueno, el momento final fue el que mas disfruté a nivel de "rallyzación", el amigo Nacho se marcó unos reprises allí por la montaña muy guapos y la levantada de polvo era acojonante!!, jajaja.


Al final a las 21.30 para casa y llegada a la 1.30, yo medio muerto todo el camino, medio sobando en el INCOMODO coche, jajaja (Javi, no me mates, juajauaj). Pero al final una buena experiencia y un montón de locos por los coches, que aunque no comparto su afición, respeto y admiro su buen rollo. Si es que en Internet se encuentra de toooodo




video